Desde unos humildes orígenes basados en la sucesión instantánea de imágenes que simulan movimiento, la cinematografía se ha convertido en toda una experiencia artística y visual que requiere de la participación de muy diversas disciplinas técnicas y artísticas, por lo tanto en su condición de artes visuales, la arquitectura y la cinematografía han tenido desde siempre una relación muy peculiar, en que la primera ha ayudado a reforzar estéticamente el mensaje que desea transmitir la segunda.

Filmar una película es un proceso que tiene muchas similitudes con construir una edificación, primeramente se deberá establecer por escrito de que va a tratarse el proyecto, lo que en una película equivale a escribir el libreto, posteriormente igual que para una edificación se diseñan planos arquitectónicos, para una película se diseñan no solamente objetos visibles tales como la escenografía o el vestuario, sino también elementos intangibles pero fundamentales para darle esencia a la historia que la película tratará, entre los cuales el diseño de personajes es uno de los más importantes, pues suele estar condicionado por el punto central de la trama.

Por ello es que en las películas de ciencia ficción lo más común es ver ingenieros y científicos, mientras que en las películas de acción lo más común es ver personajes relacionados con la milicia o la policía, por el contrario en las películas románticas es más frecuente ver personajes relacionados con las artes tales como escritores, pintores o músicos. Si bien la arquitectura ha sido un tema tratado más que nada en géneros cinematográficos relacionados con las acciones de la vida cotidiana, tales como el drama, la biografía y el documental, es importante conocer como el perfil profesional de los arquitectos puede dar pie a la creación de personajes complejos e interesantes en una variedad de historias.

El perfil profesional del arquitecto va más allá de un simple individuo que “hace casas”, finalmente el arquitecto es también un ser humano con conciencia, sentimientos y aspiraciones, su formación profesional, basada en la observación meticulosa, el trabajo metódico y la conciencia espacial; hacen del arquitecto un individuo peculiar con una manera distinta de ver la vida y de actuar en consecuencia. A continuación vamos a analizar algunas producciones cinematográficas de generos muy dispares entre sí, en que la arquitectura no es el punto central de la trama, pero en que el perfil de algún personaje que es arquitecto contribuye de manera especial al desarrollo de su historia.

1- El Vengador Anónimo (Estados Unidos, 1974)

Película de acción basada en la novela Death Wish,  del escritor Brian Garfield, en la cual el personaje principal es un contador público y es una crítica al Vigilantismo o la acción de ejercer justicia por propia mano, fuera del marco legal. Para la producción de la película el argumento de la novela fue notablemente modificado y el personaje principal, de nombre Paul Kersey (interpretado por Charles Bronson) se decidió que fuera de profesión arquitecto. La película retrata la vida cotidiana del personaje principal como arquitecto en un despacho de Manhattan (Nueva York), quien vive con su esposa y una hija adolescente. Poco después de pasar unas vacaciones en la playa, su familia es víctima de un intento de robo con consecuencias fatales, pues su esposa es asesinada y su hija es violada.

Tras el funeral de su esposa, el arquitecto Paul Kersey viaja a Tucson, Arizona, en donde va a ver a un cliente de su despacho que está desarrollando un conjunto habitacional en el cual desea conservar el ambiente natural y el paisaje de la zona, relegando a un segundo plano el beneficio económico, ello agrada a Kersey, lo que le lleva a tener una buena relación con su cliente. Varios hechos durante este viaje serán cruciales para el futuro de nuestro personaje principal, que primeramente visita a un parque temático estilo “viejo oeste” donde atestigua la actuación de un tiroteo y unos días después es invitado por su cliente a un club de tiro de su propiedad, en donde lo invitan a realizar unas prácticas de tiro. Paul Kersey sorprende a todos con su extraordinaria pericia en el manejo de armas de fuego que el revela como resultado de que su padre era un hábil cazador y de haber hecho el servicio militar, en donde no combatió pero si fue adiestrado en el manejo de armas.

Escenas de la Película "El Vengador Anónimo" (De Izq. a Der. Despacho del Arquitecto Paul Kersey, Mostrando Habilidades de Tiro, Atrayendo un asaltante para después matarlo)
Escenas del personaje Paul Kersey en la Película “El Vengador Anónimo” (De Izq. a Der. Trabajando en un despacho, mostrando sus Habilidades de Tiro y en el metro fingiendo ser un ciudadano indefenso para atraer a un asaltante y así hacer justicia por su propia mano)

Sin embargo el hecho de que su padre haya muerto por un accidente con arma de fuego y de haberse negado a combatir durante su servicio militar le hacen tener aversión al uso de las armas, lo cual cambiará una vez que regrese a Nueva York, pues recibe un particular regalo de su cliente, un revolver de uso policiaco, al que muy pronto le encontrará uso, pues descubre que se han agravado los traumas de su hija producto de la violación que sufrió. Dándose cuenta de que la ciudad vive a merced de los criminales, de las dificultades que tendrá su hija de ahora en adelante y de que los perpetradores del crimen del que su familia fue víctima están libres sin que la autoridad haga algo al respecto, entonces toma una decisión radical…hacerse justicia por propia mano.

De inicio, sin intención de matar, al salir a una caminata nocturna, logra hacer huir a un asaltante al lastimarlo con una ingeniosa arma improvisada, lo que hace que deje de sentirse indefenso y por ende dándole mas confianza para intentar estrategias más arriesgadas, lo que lleva a nuestro personaje arquitecto a emprender una cruzada contra la criminalidad en donde termina por asesinar a varios asaltantes y ladrones que incluso llevaban mucho tiempo sin poder ser castigados, su venganza pronto llamará la atención de las autoridades que se verán forzadas a tomar medidas al respecto para evitar que la ciudad caiga en la anarquía.

2- Architecture 101: Introducción a la Arquitectura (Corea del Sur, 2012)

Y de la acción pasamos al romance de esta película que retrata a un arquitecto que recibe un curioso encargo encontrándose en la cima de su carrera, pues su cliente, una mujer de nombre Yang Seo Yeon (interpretada por Han Ga In) no es cualquier persona. El arquitecto Lee Seung Min (interpretado por Uhm Tae Woong) tiene que diseñar una casa de campo en la isla de Jeju, derrumbando para ello una casa que fue construida hace 30 años, que sin embargo el encuentra de su agrado y cree que es mejor remodelar. Lo más curioso de este encargo, es que la solicitante es una ex compañera suya de la universidad con quien en el pasado vivió una historia de amor.

Mientras este inusual encuentro ocurre, Lee Seung Min debe lidiar con las experiencias de su pasado y con la molestia al respecto de su prometida, con quien pronto se casará y se mudará a los Estados Unidos. Como antiguos compañeros de clase, Seo Yeon y Seung Min, pronto recordarán también las razones que los llevaron sentir algo el uno por el otro y cómo esos acontecimientos impactaron en su vida futura. Al mismo tiempo, Seung Min, en defensa de su proyecto, trata de convencer a su peculiar cliente de conservar la casa existente, ampliándola y remodelándola en vez de derribarla, idea que Seo Yeon tiene presente como una forma de borrar su pasado y de dejar atrás una serie de vivencias dolorosas cuyo hecho más reciente es que su padre está muy enfermo y se encuentra al borde de la muerte.

Escenas de la Película “Architecture 101: Introducción a la Arquitectura” (De Izq. a Der. Seo Yeon y Seung Min cuando eran jóvenes, Seung Min trabajando, Casa de Seo Yeon en remodelación con vista al mar, Seung Min y Seo Yeon en la actualidad discutiendo sobre el proyecto)

La historia de amor de Seo Yeon y Seung Min (interpretados de jóvenes por la cantante Bae Su Ji y por el actor Lee Je Hoon) comienza a principios de los años 90, en Seúl, la capital coreana, donde eran vecinos desde niños y decidieron inscribirse ambos a la carrera de arquitectura. Seung Min inicia muy emocionado el estudio de la arquitectura documentando el entorno que le rodea, tomando fotografías y dibujando apuntes, al mismo tiempo descubre que está enamorado de Seo Yeon, pero sin embargo es incapaz de demostrarle su amor, empezando a sentirse aun mas desanimado al darse cuenta de que Seo Yeon admira a otro estudiante que viene de una familia rica.

Sin embargo, decidido a ganarse a la chica de la que está enamorado, le pide apoyo a un amigo suyo, quien lo anima a tener más seguridad en sí mismo y pronto usará también sus recién adquiridas habilidades como arquitecto para tratar de sorprenderla. Por el contrario Seo Yeon no es muy buena en sus estudios pero con los conocimientos que adquiere trata de darle forma a la idea de su “casa soñada”, la cual Seung Min más tarde logra plasmar en una maqueta que planea regalar a Seo Yeon en el momento en que le declare su amor. Por una confusión de último momento Seung Min cree haber sido rechazado y tratando de olvidar aquel doloroso incidente decide olvidar todo y refugiarse a su carrera como arquitecto, lo que lo lleva años después a recibir aquel misterioso encargo que lo pone en una difícil elección entre la vida que ya ha planeado por delante con su prometida y las heridas no cicatrizadas de la experiencia que tuvo con su primer amor.

3- Pachito Rex: Me voy pero no del todo (México, 2001)

Por último del romance pasamos a la sátira política, en ésta historia sobre un imaginario país latinoamericano (que evidentemente es México), donde Francisco Ruiz (interpretado por Jorge Zárate), es un afamado cantante de música popular conocido como “El Titán de la Canción” pero más comúnmente como “Pachito”, quien ha decidido lanzarse como candidato a la presidencia de la república. Con un mensaje cargado de idealismo y comprometido a combatir el gran mal de la corrupción haciéndose llamar “El Apóstol de la Honestidad”, es de esperarse que haya algún incidente durante la campaña de “Pachito”, quien efectivamente es baleado al salir de un teatro por un peculiar asesino que no parece tener motivo alguno para atentar en su contra.

Como artista, “Pachito” es un hombre con una insaciable necesidad de destacar y de dejar su huella incluso aún después de la muerte, teniendo siempre la intención de edificar un grandioso mausoleo en el cual pueda reposar su cuerpo conservado en formol. A partir de aquí la película retratará varias historias, primeramente haciendo efectiva la muerte de “Pachito” cuyo cuerpo se encuentra desaparecido y cuyo asesinato nunca se pudo esclarecer, para después dar un giro en el cual el candidato simplemente fue víctima de un atentado del cual se recuperó, logrando después ganar la presidencia y adquirir el suficiente poder para gobernar como autócrata de manera vitalicia.

Es aquí donde adquiere importancia el personaje de un arquitecto, Abel Mejía (interpretado por Damián Alcázar), quien se dedica a dar clases en una escuela de arquitectura y atraviesa severos problemas económicos, enfrentándose a la amenaza de que su propia casa, que es su obra más querida, sea embargada por el banco para cubrir las deudas. Él es un arquitecto muy comprometido con su carrera y que desea realizar obras que destaquen por su originalidad y por rescatar elementos de una ficticia cultura conocida como “Guaruba” que el admira mucho, por lo que a menudo se enfrenta con críticas y con el imaginario popular que le da a sus edificaciones formas de objetos comunes, lo que a él le causa mucha molestia.

Escenas de la Película "Pachito Rex: Me voy pero no del todo" (De Izq. a Der. Abel Mejía explica el proyecto de su casa mientras recibe burlas, Enrique Piña Román proponíendole a Abel Mejía participar en el proyecto, Abel Mejía frustradotratarse de inspirar, Presentación al presidente "Pachito" del proyecto para su mausoleo)
Escenas de la Película “Pachito Rex: Me voy pero no del todo” (De Izq. a Der. Abel Mejía explica el proyecto de su casa mientras recibe burlas, Enrique Piña Román proponíendole a Abel Mejía participar en un proyecto, Abel Mejía frustrado tratándose de inspirar, Presentación al presidente “Pachito” del proyecto para su mausoleo)

En el momento crítico, se encuentra con un ex socio suyo, Enrique Piña Román (interpretado por Arturo Ríos), que se ha convertido en un importante funcionario del presidente “Pachito”, quien a pesar de estar buscando su cuarta reelección, es consciente de que pronto va a morir y por ello desea construirse un grandioso mausoleo que le permita ser recordado eternamente. Abel Mejía entonces se encuentra en una difícil encrucijada, o continuar con sus ideales, lo que le impedirá llegar al éxito como arquitecto, o a construir la obra más importante de su vida a costa de renunciar a sus principios, por lo que no desea participar en éste proyecto que solo contribuirá a engrandecer a un tirano que él mismo desprecia.

Pero los problemas económicos que enfrenta y la presión de su esposa que también se encuentra muy angustiada por perder la casa, le hacen aceptar el encargo. Agobiado por no poder encontrar un diseño adecuado para este encargo por el que además se le ha prometido el pago de una gran suma de dinero, un día encuentra la inspiración en un poco usual símbolo de su admirada cultura “Guaruba”, el cual ante los ojos de la mayoría de la gente incluso parece obsceno y desagradable, lo que él mismo encuentra como una manera ingeniosa de insultar disimuladamente al autócrata “Pachito”. Esta acción llevará a Abel Mejía a lanzar su carrera hacia un nuevo destino y a enfrentar las consecuencias de sus actos dentro del escenario político, presentando la incógnita de qué es un “Drapi”.

Para este artículo no quisimos presentar algunas películas que fueran demasiado conocidas sobre el tema de la arquitectura o que fueran biográficas o documentales, tales como “El Manantial” (Estados Unidos, 1949), “En el vientre de un arquitecto” (Reino Unido, 1987), “El Arquitecto” (Estados Unidos, 2006), “500 días con ella” (Estados Unidos, 2009) o “La vida es un soplo” (Brasil, 2007), sino presentar la perspectiva de como el perfil profesional de un arquitecto le puede dar formas a personajes cinematográficos de distintos géneros, como en las cintas anteriormente mencionadas.

Tráilers de la Películas mencionadas en éste artículo

Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *