Un espacio arquitectónico que ocupa un gran protagonismo dentro de cualquier edificación, es el baño; un espacio que se emplea prácticamente a diario y en el que confluyen varias instalaciones. Debido al intensivo uso que se le da, es muy importante considerar que su diseño y construcción se hagan con las técnicas y los materiales adecuados; para obtener un resultado que sea funcional y agradable a la vista. En el caso de edificaciones que ya tengan cierta edad, siempre es una buena idea remodelar y poner al día éste importante espacio, ya que su buen funcionamiento repercute en importantes aspectos tales como la comodidad y plusvalía de cualquier obra arquitectónica.

Para efectos de éste artículo primeramente nos enfocaremos en los aspectos del diseño a partir de cero de un cuarto de baño. Incluso en obras ya existentes siempre es una buena idea agregar un baño nuevo, ya que no requiere tanto espacio, pero facilita considerablemente el uso del mismo para todos los integrantes de la familia, sobre todo en viviendas que sólo tienen un baño completo, ayudando también a aumentar el valor de reventa de un inmueble.

El primer factor que hay que considerar para ubicar un baño es su cercanía a las instalaciones de drenaje, agua fría y agua caliente; por lo que la mejor opción es tomar un espacio cerca de la lavandería, cocina u otro baño. También hay que considerar la distancia del calentador de agua (boiler) que entre más cerca se encuentre de éste, mejor, ya que el agua perderá menos calor en su tránsito por la tubería; se recomienda una distancia máxima de 10 m. de tubería. Así mismo el espacio que se empleará para construir el nuevo baño debe tener, si no salida directa al exterior, tener manera de sacar un tubo para un extractor de aire y opcionalmente un tragaluz.

La manera más común de mantener ventilado un baño es por medio de una ventana pequeña de vidrio esmerilado (evita poder ver al interior pero deja pasar la luz) sin embargo no siempre es la mejor alternativa, ya que éstas ventanas suelen deteriorarse con la humedad propia del baño, restan privacidad, acumulan mucha suciedad y en época de frío hacen que el cuarto de baño sea poco confortable, por lo que se pueden cambiar por un extractor mecánico, que además, últimamente se ofrecen modelos más económicos y también con motores más silenciosos y salidas más discretas.

El espacio de un cuarto de baño debe ser lo suficientemente pequeño como para evitar que el clima en su interior sea demasiado frío, pero lo suficientemente amplio como para que los muebles y aparatos puedan ser empleados cómodamente. Las siguientes medidas nos proporcionan una referencia de cuánto espacio debemos dejar para los mismos:

Muebles de Baño más comunes y el espacio mínimo que ocupan, Fuente: Fonseca, Xavier "Las Medidas de una casa" Editorial Pax, México 2002
Muebles de Baño más comunes y el espacio mínimo que ocupan, Fuente: Fonseca, Xavier “Las Medidas de una casa” Editorial Pax, México 2002

De ésta manera el espacio mínimo necesario para un baño puede ir desde los 0.90 x 2.40 m. para un baño de visitas (también conocido como un “medio baño”) hasta los 1.80 x 2.40 m. para un baño completo con excusado, lavabo y regadera. También hay que considerar la dimensión de los muebles sanitarios que se piensa adquirir ya que los de mayor costo también suelen ser de mayores dimensiones. Sobre la altura interior, se recomienda que ésta sea de entre 2.30 a 2.50 m. para que el clima interior sea confortable y si la altura del nivel inferior de la losa es mayor se puede colocar un plafón elaborado con materiales resistentes a la humedad.

Una vez solucionadas las cuestiones constructivas, una buena parte de la apariencia final del baño se logrará mediante los acabados, sobre los cuales hacemos las siguientes recomendaciones:

  • Los muros se deben recubrir con loseta cerámica, ya sea de piso o azulejo; cubriendo de todos los muros, la pintura o el papel tapiz se desprenden al poco tiempo y crean un aspecto muy desagradable. Si el presupuesto es una limitante, se puede recubrir sólo un muro o la zona de la regadera con cerámica de color o dibujo; y el resto con cerámica lisa de color blanco que suele ser más económica, se recomienda en general que la cerámica sea de las piezas más grandes posibles para evitar la acumulación de suciedad y moho en el emboquillado.
  • Los muebles de baño blancos combinan fácilmente con todo y suelen ser de menor precio; un mueble de baño blanco de buena calidad se verá mejor y será más económico que uno de color en calidad inferior, además los muebles blancos nunca pasan de moda y son más limpios.
  • En el caso de utilizar muebles de lavabo hechos en madera, verificar que tengan un acabado resistente a la humedad, normalmente los que están pintados son más resistentes que los barnizados y que los de madera laminada, que pueden llegar a hincharse.
  • En la regadera se emplea un piso de cerámica antiderrapante, siendo el más común el de color blanco y no debe ser demasiado rugoso, ya que los pisos de éstas características acumulan suciedad; si su prepuesto lo permite invierta en un plato de regadera completo, es mucho más agradable estéticamente y más limpio.
  • En general, en todos los acabados y elementos, limitar el uso de colores fuertes o “de moda” a cosas que se puedan cambiar fácilmente (como accesorios, cortinas de baño o tapetes); en la cerámica preferir los modelos que tengan poco dibujo y evitar los que tengan detalles en colores metálicos (la humedad los deteriora rápidamente); los modelos con mucho dibujo o los que son imitación mármol ya se encuentran pasados de moda e incluso se les considera de mal gusto.

Otra consideración importante son los accesorios de baño, a veces los juegos completos tienen accesorios que no se utilizan mucho como los porta cepillos (se suele emplear un simple vaso) o el toallero largo (se suelen colgar las toallas en un gancho o en el tubo de la cortina de baño), por lo que se puede ahorrar comprando los accesorios por separado siempre y cuando sean del mismo estilo, normalmente los accesorios que no deben faltar son los siguientes:

  • Toallero de argolla para la toalla de manos
  • Soporte para el rollo de papel higiénico
  • Gancho para bata o toalla grande

Por último, en la regadera sólo es una buena opción el uso de cancelería si el agua de la zona no es muy dura y no deja manchas en el vidrio, de otra forma se recomienda más el uso de cortinas de baño, ya sean de tela o de plástico, además de que son un accesorio de moda que puede cambiarse fácilmente a precio muy económico. Para cualquier duda o para una asesoría más personalizada en éste tema, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *